Con el objetivo de evitar problemas logísticos durante la jornada de vacunación contra el COVID-19, autoridades del gobierno de la Ciudad de México realizaron un simulacro en seis macro unidades de las alcaldías Iztacalco, Tláhuac y Xochimilco.

Personal del servicio público federal y capitalino indicaron que se sienten listos para recibir a los adultos mayores que recibirán vacuna rusa Sputnik V en un horario de las 9 a 16 horas, por lo cual hicieron un llamado a no formarse durante la madrugada, pues 15 minutos antes de su cita es suficiente.

“Que no lleguen antes y que no lleguen después, si llegan quince minutos antes es suficiente, el flujo debe ser continuo y no queremos tener mucha gente que se acumule en el sitio de vacunación”, puntualizó Víctor Hugo Borja, director de prestaciones médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Por su parte, Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la CDMX, señaló que en el ensayo se verificó la operación de las células vacunadoras en todas las macro unidades, en las que colaborarán aproximadamente mil 200 servidores capitalinos y 600 del gobierno federal.

Asimismo, se contará con el apoyo de 600 personas más que colaboran en el programa Ponte Pila como apoyo en el área de vacunación y de organización, además de que se desplegarán hasta mil policías de tránsito en las alcaldías para agilizar el flujo vehicular en cada sede.