La reina Isabel II del Reino Unido convocó a su familia a una reunión, en la residencia de Sandgriham, en la que se decidirá el futuro de Meghan Markle y su nieto el príncipe Harry.

En el encuentro participarán el príncipe William y su padre el príncipe Carlos.

Según fuentes cercanas a la familia real se prevé que en la reunión hablen sobre las pautas a seguir para desvincular a Harry y Meghan de la monarquía paulatinamente.

Harry y Meghan anunciaron que ahora dividirán su tiempo entre América del Norte y Reino Unido, por lo que ya no participarán tan activamente en las actividades.

En la reunión también se abordarán qué fondos recibirán los duques, si mantendrán sus títulos y que deberes reales continuarán llevando a cabo.