Este martes 8 de diciembre, Reino Unido dio inicio a su vacunación contra COVID-19 a la población adulta mayor, sus cuidadores y a personal médico. Convirtiéndose en el primer país occidental que lanza una campaña de esta clase y advirtiendo que será larga y logísticamente complicada.

En este día, denominado “Día V”, los trabajadores de la salud comenzaron a inocular a la población con la inyección desarrollada por Pfizer y BioNTech. Margaret Keenan, que cumplirá 91 años en una semana, es la primera persona en el mundo en recibir la vacuna, claro está, fuera de los ensayos clínicos.

Por su parte, el secretario de Salud, Matt Hancock describió el inicio de las vacunas como “Día V”, y agregó que si logran hacer eso para todos los que son vulnerables a esta enfermedad, podrán salir adelante y volver a la normalidad.

El país ha ordenado suministros de la inyección para vacuna a 20 millones de personas. Mientras que esta semana se espera que estén disponibles aproximadamente 800.000 dosis durante la primera semana, dando prioridad para los residentes y cuidadores de hogares de ancianos, los mayores de 80 años y algunos trabajadores de  servicios de salud.