El domingo pasado, cuatro de los 12 niños que quedaron atrapados en una cueva en Tailandia desde el 23 de junio pasado, fueron rescatados con ayuda de un grupo de buzos que habían estado trabajando desde hace algunos días para lograr estas maniobras con éxito. Este lunes, pudieron rescatar a 4 niños más, por lo que hasta este momento ya hay sólo 4 niños y su entrenador de futbol atrapados en la cueva de Thuam Luand.

Lamentablemente también hay malas noticias, pues la lluvia monzónica que los dejó atrapados, amenaza con más inundaciones en esta compleja red subterránea, de cerca de diez kilómetros de largo, aún amenaza con nuevas precipitaciones antes de que logren sacar al resto del grupo. Mientras tanto los equipos siguen trabajando y los niños que ya están fuera, fueron trasladados a hospitales donde están siendo atendidos con especial cuidado.