De acuerdo con información confidencial compartida a la revista francesa “Marianne”, la Torre Eiffel “está llena de óxido y necesita una reparación completa. Sin embargo, sólo va a recibir una pintura cosmética de 60 millones de euros antes de los Juego Olímpicos de 2024 en París”. 

La Torre Eiffel fue construida a finales del siglo XIX  y es uno de los símbolos emblemáticos de Francia, no obstante, varios informes acotados por medios locales señalan que, la gran estructura de hierro de 324 metros de altura es víctima de “renovaciones mal realizadas”. 

“La oxidación y el plomo de sucesivas e inapropiadas capas de pintura, la lentitud de las reformas y trabajos de rejuvenecimiento mal realizados están amenazado su futuro”, se lee en un informe de ABC Sevilla

Esta es la vigésima vez que la Torre Eiffel es pintada, ya que cerrarla por tiempo indefinido para realizar trabajos de rehabilitación, desencadenarían  la pérdida de ingresos turísticos considerables.