Ricardo Anaya, excandidato presidencial respondió a través de un video a las acusaciones de corrupción hechas por medio de una denuncia interpuesta ante la Fiscalía General de la República, por parte de Emilio “L”, exdirector de Petróleos Mexicanos.

Anaya calificó de falsa y ridícula la acusación en su contra, ya que en agosto de 2014, fecha en la se asegura que recibió un soborno como diputado federal por el PAN, él ya no era legislador, puesto que se separó del cargo el 6 de marzo del mismo año.

“Resulta que en agosto de 2014 yo no era diputado. Me separé del cargo el 6 de marzo, es decir, había dejado el cargo de diputado 5 meses antes de la supuesta entrega en el estacionamiento de la Cámara de Diputados” sentenció Anaya. Asimismo, explicó que en el mes de agosto era el secretario general del PAN y tampoco era precandidato a gobernador, como declaró Lozoya, sino que se encontraba preparándose para asumir la presidencia del PAN.

Afirmó que iniciará un proceso legal en contra del exdirector de Pemex, por daño moral, además de negar toda acusación: “Mañana, a las 9 en punto de la mañana, que abren los juzgados, iniciaré acciones legales ante un tribunal federal a fin de demandar por daño moral a Emilio Lozoya”.

Para finalizar, cerró su mensaje comentando que, si alguien cometió un acto de corrupción y existe pruebas, debe ser castigado con el peso de la ley; pero pidió que este caso no sea utilizado para atacar a los opositores de Andrés Manuel López Obrador.

Cabe recordar, que en la declaración, Emilio “L” aseguró que Ricardo Anaya recibió 6 millones 800 mil pesos en 2014 para apoyar sus aspiraciones políticas de ser gobernador de Querétaro. De acuerdo con Emilio, dicho monto procedía de sobornos entregados por la empresa brasileña Odebrecht, dinero que fue entregado a Anaya por órdenes de Luis Videgaray.