El Tenampa, en Garibaldi, fue testigo del palomazo entre Ricardo Monreal y los descendientes de José Alfredo Jiménez, su hijo José Alfredo y su nieto Luis Alfredo.

Con motivo del 48 aniversario luctuoso del cantautor, se dieron cita varios amigos de la familia, entre ellos el senador Monreal y el cantante Coque Muñiz.

El emblemático lugar de la Ciudad de México, que data de 1925, fue el escenario perfecto para una velada llena de interpretaciones acompañados del mariachi, por allegados de ‘el hijo del pueblo’.

Al arribo del senador se notó el aprecio por parte de la familia Jiménez, con quienes convivió la noche y no se quedaron sin la selfie del recuerdo.

Conforme transcurría la noche, Monreal compartió varios momentos a través de sus redes sociales.