Mediantes el programa de verificación de gasolineras, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), inmovilizó 27 bombas en 10 estaciones de servicio por diversos motivos.

De estas 10 gasolineras suspendidas, cinco están en Mérida y las demás se encuentran distribuidas entre Celestún, Río Lagartos, Tizimín, Sucilá y Muna.

Todo esto responde al programa ‘Quién es quién en los precios’, mismo que supervisa y realiza la Profeco en diversos rubros de servicios del consumidor; en este caso, hace referencia a la verificación que realiza la dependencia a empresas que expenden combustible.