En conferencia de prensa en la Casa Blanca, el secretario de Estado, Mike Pompeo declaró que ambos Gobiernos acordaron la restricción del tráfico no esencial, es decir todo aquel viaje que no tenga como fin el comercio, y de este modo tratar de frenar la expansión de la pandemia del Covid-19, esta norma entrará en vigor a partir de mañana, 21 de marzo.

“Estados Unidos y México decidieron prohibir los viajes no esenciales a través de nuestra frontera compartida” Mike Pompeo.

Por otro lado, la nación mexicana aseguró que la frontera no se cerrará, así dio a conocer el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, durante la conferencia matutina en Palacio Nacional, en la cual explicó que tras días de negociaciones entre ambas naciones se acordó un catálogo de actividades esenciales para mantener el flujo económico en la frontera.