Varios afectados y ahora una persona más fallecida a causa de los medicamentos contaminados que fueron administrados en el Hospital Regional de Petróleos Mexicanos; Patricia Jiménez Marín, de 54 años, murió el día de ayer, convirtiéndose en la segunda víctima de este error médico en Villahermosa, Tabasco.

“A mi mamá le pusieron esa heparina. Nosotros le dijimos (a los médicos) que le suministraran la de nosotros, porque tenemos que controlarla. A mi mamá se la aplicaron el martes y tuvo la misma reacción de todos los pacientes. Regresaron con los mismos síntomas: vómito y fiebre” declaró Adolfo Jiménez Marín, hijo de la víctima.

Por la tarde de ayer, la petrolera confirmó la noticia sobre la segunda muerte por heparina sódica contaminada e informó el comienzo de otra carpeta de investigación. Todo esto a través de un comunicado, compartido por la cuenta oficial de la organización en Twitter, donde se explicó que el medicamento utilizado para las hemodiálisis tenía una bacteria llamada Klebsiella spp.