Compartir

El asilo otorgado al expresidente de Bolivia, Evo Morales, ocasionó que se reviviera al Estado Mayor Presidencial, un cuerpo encargado de la protección de los mandatarios mexicanos, Jefes de Estado e invitados especiales que visitan el país, el cual había sido disuelto por órdenes de Andrés Manuel López Obrador.

Desde su llegada a México, 15 elementos (al menos uno de ellos cuidaba a Enrique Peña Nieto), protegen al exmandatario boliviano quien también dispone de dos camionetas tipo suburban para su traslado.

Estos agentes están adscritos al Segundo Batallón de Servicios Especiales de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), a donde fueron enviados más de 200 agentes que pertenecían al extinto Estado Mayor.

Mientras el exmandatario de Bolivia se encuentre en el país, un grupo de escoltas estará cuidándolo en turnos de 12 y 24 horas.

Hasta ahora, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no ha dado a conocer el lugar de residencia que se le otorgará al Evo Morales “por razones de seguridad”, pero fuentes militares aseguraron que el expresidente Boliviano se hospeda en la Quinta Zona en el Campo Militar Número 1, ubicado en la Ciudad de México.

Este jueves, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador aseguró que él dio la instrucción de que elementos de la Secretaría de la Defensa cuiden a Evo Morales.