Esta tarde se llevó a cabo un conversatorio entre especialistas para vislumbrar el panorama en cuestión de seguridad en el municipio de Querétaro.

En la charla, los presentes coincidieron en que la atención a la seguridad en el municipio debe ser atendida por igual, pues la estrategia ha contemplado dar prioridad a zonas con mayor rezago, dejando desprotegidas otros sitios de la ciudad.

Las cifras demuestran que la inseguridad ha crecido de forma exponencial, pues tan solo en el periodo de 2018 a 2020 se han cometido 4,560 fraudes, 48,753 robos a transeúntes y en vehículos, 580 homicidios, 420 robos a casa habitación, 1,868 denuncias por narcomenudeo y la cifra de todo tipo de violencia de género incluyendo feminicidios ha alcanzado los 5,516 casos, de acuerdo a cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Los especialistas coincidieron que los ciudadanos queretanos no tienen porqué acostumbrarse o normalizar la violencia, pues es responsabilidad del gobierno municipal hacerse cargo de este tema y priorizar la integridad y seguridad de los habitantes con estrategias que den resultados.