Pacientes y empleados del Instituto Nacional de Cancerología (Incan), denuncian nuevamente el desabasto de medicamento, lo que ha postergado la atención de los enfermos, quienes no pueden comprarlo debido a su alto precio.

Personal del instituto aseguró que falta entre el 60 y 70 por ciento de los medicamentos para realizar las quimioterapias y las terapias de soporte, que ayudan a mejorar los síntomas y efectos colaterales de la enfermedad. 

Por su parte los pacientes aseguran que para ellos es imposible comprar los productos necesarios, ya que tendrían que disponer de aproximadamente cinco mil pesos para un ciclo de tratamiento que se repite cada dos o tres semanas.

El medio informativo La Jornada, pidió información al respecto, al departamento de Comunicación Social del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), el cual aseguró que este desabasto “no existe” ya que las compras de medicamentos se realizaron y corresponde a cada institución plantear sus requerimientos para la aplicación. 

Son alrededor de 4 mil 500 personas las que han resultado afectadas por esta situación desde hace varios meses, en el caso de las instituciones de seguridad social (IMSS e Issste), se sabe que el problema del desabasto existe en menor proporción.