La Torre Eiffel, reconocido símbolo de la capital francesa, ha reabierto sus puertas tras haber tenido que ser evacuada y aislada este miércoles debido a una amenaza de bomba al interior del monumento.

De acuerdo con la prensa local, la evacuación comenzó alrededor de las 12:15, y se generó debido a una llamada telefónica anónima que alertó sobre esta presunta bomba. La policía mantuvo acordonada la zona, a la que se desplazó un equipo de expertos para comprobar la veracidad de esta amenaza.

Afortunadamente, tras aproximadamente dos horas, el monumento reabrió sus puertas al público a las 14:15, después de que elementos policiacos realizaran las comprobaciones pertinentes en el edificio y se pudiera garantizar la seguridad. Cabe mencionar que esta es la primera emergencia de esas características que se ha registrado durante este año.