El miércoles pasado, el laboratorio estadounidense Gilead anunció que un medicamento creado por ellos, llamado remdesivir, mostró resultados positivos en enfermos de COVID-19 en el marco de un gran ensayo clínico realizado por los Institutos de Salud de Estados Unidos.

“Gilead Sciences tuvo conocimiento de datos positivos provenientes del estudio conducido por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas sobre su medicamento antiviral remdesivir para el tratamiento de la COVID-19”

En el ensayo médico se puede observar como comparan el remdesivir con un placebo, e involucra a unos 800 pacientes de COVID-19 en el país; sin embargo, las conclusiones de otro ensayo clínico sobre remdesivir realizado en China con 237 pacientes, mostraron que el medicamento no había mostrado eficacia en el mejoramiento de la condición de pacientes.

Sin embargo, un estudio médico hecho por la revista médica The Lancet, contradice las afirmaciones de la farmacéutica estadounidense; los resultados de este estudio hechos por la revista ya había sido filtrados el 23 de abril, tras la breve publicación por error de su resumen en el sitio web de la OMS.

“El tratamiento con remdesivir no acelera la curación ni reduce la mortalidad relacionada con el COVID-19 respecto a un placebo” se puede leer la publicación de la revista.

“No es el resultado que esperábamos, pero hay que tener en mente que solo pudimos contar con 237 pacientes de un objetivo de 453, puesto que la epidemia ya estaba bajo control en Whuhan (…) Deberían llevarse a cabo otros estudios para determinar si un tratamiento más precoz con remdesivir, a dosis más altas o asociadas a otros antivirales o anticuerpos neutralizantes podría ser más eficaz en pacientes aquejados de formas graves” declaró Bin Cao, responsable del estudio, en un comunicado de The Lancet.