Luego de que cayera una parte lateral del techo de la Iglesia de Nabalam, en la comisaría de Temozón; la Comisión de Arte Sacro, en coordinación con el INAH, se encuentra haciendo labores de peritaje.

Esto, con la intención de determinar las causas del derrumbe y poder hacer un plan de restauración para el edificio que tiene más de tres siglos de antigüedad.

Esto último, se llevaría a cabo mediante un fondo federal que se otorga en el caso de este tipo de accidentes.

Respecto a esto, el Vocero de la Arquidiócesis de Yucatán, Jorge Martínez Ruz, dijo: “desde que sucedió hace dos días, lo primero fue reportar inmediatamente a la autoridad eclesiástica”, mencionó.

Por otra parte aseguró que la Arquidiócesis está muy al pendiente de esta situación; “estamos muy pendientes, preocupados, (…) se activó el protocolo para darle solución, esto en colaboración mutua y cercana con el INAH”.