En medio del ‘Tour de la Lava’, bautizado así por los lugareños que pasean a los turistas cerca de la zona del volcán Kilauea que hizo erupción desde hace más de dos meses en Hawái, y tras los reclamos de los mismos por querer acercarse cada vez más para ver las cantidades de lava que el volcán exhaló; esta vez la excursión terminó en una desgracia, pues un bote que pasaba justo frente a la Isla Grande de Hawái (lugar en que la lava llega al mar), impactó con una bola de fuego proveniente del Kilauea.

Este ha sido el peor siniestro registrado en el lugar desde la erupción; se reportan 22 heridos por la tragedia, 13 de los cuales tuvieron que ser trasladados a hospitales cercanos, pues la bomba de lava aterrizó en el techo del barco que se estrelló contra el área de los asientos, incluso han tenido que sacar la embarcación del agua para reparar los daños.

El Kilauea no ha mostrado signos de parar con la erupción desde el comienzo de la misma, desde el pasado 3 de mayo y los operadores de botes han informado que la demanda de turistas que quieren presenciar las erupciones es cada vez mayor.