Por primera vez se realiza un trasplante de pene y escroto a un soldado que resultó herido en Afganistán; la cirugía fue llevada a cabo entre nueve cirujanos plásticos y dos cirujanos urólogos en la Facultad de Medicina de la Universidad estadounidense Johns Hopkings.

A su vez, el procedimiento quirúrgico se prolongó 14 horas; sin embargo, los médicos confían en que el trasplante le permita al joven recuperar las funciones sexuales, así como miccionales.

El alotrasplante compuesto vascularizado, que es como se le conoce a este procedimiento, fue escogido porque es posible reconstruir el pene con tejido de otras partes del cuerpo; para que el paciente pueda lograr una erección es necesario implantarle una prótesis, lo cual supone un riesgo de infección más alto.