Durante la segunda reunión del proyecto del Tren Maya, el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, le propuso al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, que Yucatán sea el próximo punto de encuentro para evaluar.

Por esto, accedió a una reunión de seguimiento de dicho plan, que programaron para llevar a cabo el próximo 13 de noviembre; donde estarán acompañados de los gobernadores de diversos estados involucrados en esta construcción.

Durante esta reunión, el mandatario electo y los gobernadores descartaron que la construcción del Tren Maya ocasione un impacto ambiental.

Así mismo, a lo largo de las vías del tren se van a sembrar 50 mil hectáreas de árboles frutales y maderables, esto como parte del programa Sembrando Vida, para reforestar.