En lo que va del año, más de 200 casos de fraude se han registrado en Yucatán, de acuerdo con los mismos demandantes. Es por eso que, con la intención de que estos casos no se repitan, algunos ciudadanos anunciaron la creación de la Asociación en Defensa de la Seguridad Jurídica Yucateca, quienes presentaron una solicitud para modificar la Ley del Notariado.

Carlos García Ponce y el abogado Enrique Mendoza, dos representantes de dicha asociación, indicaron que apoyarán a los ciudadanos de la región que hayan sido víctimas de cualquier tipo de delito patrimonial, para que se construyan como coadyuvantes del Ministerio Público, haciendo esto con la finalidad de facilitar las indagatorias.

“Ahora no esta clara esta ley, lo que se tiene que hacer a nuestro punto de vista, pues ya realizamos varios análisis con abogados y víctimas, es poner candados para que un notario pueda responder por su actuación”, dijo Mendoza.