De acuerdo con investigadores de la Universidad de Hong Kong, un hongkonés de 33 años se ha convertido en el primer caso documentado de reinfección por COVID-19 en el mundo, informaron este lunes medios locales de la región administrativa especial china.

Este paciente había sido dado de alta el pasado mes de abril, después de curarse del virus, sin embargo, este mes volvió a realizarse una prueba cuyo resultado fue positivo después de regresar desde España. Según las autoridades sanitarias pensaron que el sujeto podría ser un portador persistente del SARS-CoV-2.

Pero los investigadores de la Universidad de Hong Kong aseguran que las secuencias genéticas de las cepas del virus que contrajo el hombre en abril y en agosto son distintas. Este descubrimiento, que fue tomado por el Clinical Infectious Diseases y que fue publicado por la Universidad de Oxford, supondría un revés a la estrategia de optar por la inmunidad contra la pandemia.

Los expertos concluyeron que el COVID-19 podría persistir entre la población humana, a pesar de que los pacientes hayan conseguido inmunidad a través de una infección natural. Por lo que se recomienda que los pacientes recuperados continúen usando mascarilla y respetando el distanciamiento social.

De igual forma, la ausencia de una inmunidad natural duradera implicaría que los recuperados de la enfermedad deben someterse a la vacunación, por supuesto, una vez que sea encontrada una vacuna eficaz.