El empresario Valentín Rodríguez expuso en una entrevista que los productores de aguacate deben asumir la reforestación como una actividad obligatoria, asimismo agregó que el cultivo requiere de condiciones óptimas de altura y tipo de terreno, por lo que es indispensable recuperar espacios que rehabiliten los montes con la siembra y cuidado de pino.

Ante esto, considera que es necesario replantear a los productores de aguacate, su compromiso con el entorno ecológico. Declarando que por su parte, como productor y comercializador del aguacate, intercala el cuidado de las huertas, con la siembra y cultivo de pinos, a los que también aplica abono y riego, lo que no solo contribuye al medio ambiente, sino que asegura la recuperación de agua en el subsuelo, con la eliminación de escurrimiento.

En tanto, sostuvo que la riqueza que produce esta actividad debe ser distribuida entre quienes la producen, pero también debe servir para evitar daños ecológicos.

“Estoy hablando con los productores, para que participemos todos en esa labor, como una obligación que tenemos para con el medio ambiente”, expresó Rodríguez.

Explicó que el aguacate no es productivo en todas las tierras, ya que hay zonas cuya altura sobre el nivel del mar y por el tipo de terreno, las convierte en no aptas para la productividad del aguacate, por lo que para quienes desmontan para sembrarlo, terminan por abandonar al percatarse que no tienen los ingresos que esperaban.

Para finalizar, aseguró que la ambición es una de las causas del daño ecológico, por lo que hizo un llamado a quienes están interesados en el cultivo, a verificar con estudios científicos la potencialidad productiva de sus tierras.