Valentín Rodríguez, quien ya fue dos veces alcalde de Tecámbaro, diputado local y un próspero empresario del ramo aguacatero, asegura que no se siente iluminado ni mucho menos trae la varita de las soluciones, pero aclara que a diferencia de muchos, él no llega con promesas. Y conoce que se necesita de la mano de la sociedad para atender las necesidades de Michoacán.

“Sin una alianza con los ciudadanos, será difícil sacar adelante a Michoacán”, declara.

En una entrevista con el medio digital Quadratín, Rodríguez aseguró que es capaz de soportar el escrutinio público y agregó que nunca ha pisado una cárcel, nunca ha tenido una orden de aprehensión, ni ha estado sujeto a alguna investigación policial.

“No tengo nada que ocultar, soy absolutamente transparente. Solo he sido difamado, pero así es esto de la política. Nunca, nadie, ha probado sus dichos”, esclareció Valentín.

Asimismo, comentó que pide al PRI, su partido actual, que se le incluya en la lista de posibles cartas para la candidatura al gobierno del estado de Michoacán, por supuesto, una vez que se consoliden las reglas y condiciones de la alianza.

Reconoce que quizá no es el mejor, pero sí es el más valiente para levantar la mano y encabezar los esfuerzos de sociedad y política en la construcción de una agenda común y un gobierno de coalición.

En tanto, prevé que los escenarios del COVID-19 y sus secuelas económicas que ya afectan a varios sectores de la entidad, a lo cual declaró: “Más allá de todo, el Gobierno debe procurar y preocuparse por que el michoacano tenga un plato de comida en su mesa, que cuente con un sistema adecuado de salud, que tenga un empleo que le pague lo justo y un sistema de seguridad que le brinde confianza”.