Compartir

Una estampida humana durante el funeral del general iraní, Qasem Soleimani, dejó un saldo de 40 personas muertas y 213 heridas en Kerman, Irán, ciudad natal del “héroe nacional” de ese país.

De acuerdo con agencias internacionales, el hecho se produjo cuando se llevaba a cabo la procesión, sin que hasta el momento se conozcan las causas que provocaron la estampida.

 

Un día antes, en el funeral realizado en Teherán, se reunieron cerca de un millón de personas para despedir a Soleimani, abarrotando las dos principales avenidas de la capital y las calles aledañas en una muestra de duelo sin precedentes en el país.