La Central de Abasto de la Ciudad de México se convirtió en la zona más vigilada de toda la capital.

Y es que este jueves 2 de enero el Gobierno capitalino inauguró el Centro de Control y Comando (C2) de la Central de Abasto que con 636 cámaras buscará inhibir el delito de robo en la segunda colonia con mayor índice delictivo de la alcaldía Iztapalapa.

El Centro de Control y Comando de la Central de Abasto operará a través de 100 botones de auxilio y de las 636 cámaras, 50 son utilizadas para reconocimiento facial y 25 son cámaras con resolución 4K y pueden guardar hasta 60 días de grabación.

Incluso, refirió García Ortegón, del 30 de diciembre a la fecha cuatro personas han sido detenidas por robo a establecimiento, robo a transeúnte y robo de combustible, gracias a la operación del C2.