El responsable del control de ductos, es culpado por permitir la extracción de combustible de forma ilegal, así lo informó la Fiscalía General de la Republica (FGR).

En Diciembre del 2018 Pemex entregó al Ministerio Público Federal (MPF) los informes en donde el directivo es acusado “probablemente operaba uno de los ductos más importantes de esa empresa y posiblemente permitió que se saqueara el combustible sin cortar el suministro correspondiente”.

Posteriormente de la vinculación el juez concluyó el caso, obligando al acusado a pagar una fianza, quedando así libre. La FGR afirma que este caso es una gran muestra de la lucha contra el “huachicoleo” y las investigaciones serán extendidas a diferentes esferas de la directiva en Pemex.