Luego de que el pasado 26 de junio, Diego Armando Valadez violentara de manera física y sexual a Valentina, su hijastra de tan sólo cuatro años; Brenda Chávez, la madre de la menor y expareja de Valadez exige justicia para su hija.

Los hechos se registraron en su domicilio, cuando Chávez se encontraba trabajando mientras Valentina estaba en su casa y era cuidada por Valadez; posteriormente su suegra u cuñada le llamaron para informarle que llevarían a la menor a un hospital privado por las heridas de gravedad que presentaba, fue ahí donde Valentina falleció.

El 27 de junio, la Fiscalía de Feminicidios de la PGJE, detuvo a Diego Armando Valadez, pero horas después fue absuelto de los cargos por falta administrativa, sin que los familiares de la pequeña tengan hasta ahora respuesta del seguimiento del caso.