El presidente de Rusia, declaró el jueves que los rusos deben abstenerse de laborar todo el mes de abril, ya que fue declarado como periodo de asueto obligatorio con derecho a sueldo, para poder continuar con las medidas de prevención contra el coronavirus.

Mediante un mensaje de televisión dado a la nación el jueves, Putin informó que estaba extendiendo la política de no laborar que se había ordenado anteriormente, con el fin de que esta se mantenga vigente todo abril, sin embargo, aclaró que las industrias esenciales seguirán operando, como son los supermercados y farmacias.

Además de mencionar que las estrategias de prevención de Rusia han otorgado tiempo a las autoridades para ser capaces de lidiar con la enfermedad y han ayudado a desacelerar el brote, pero advirtió que los casos no han llegado a su punto crítico en el país; por otro lado, recalcó que resguardar los ingresos de la población y evitar una alza en el desempleo es igualmente importante.