Aunque durante las últimas semanas se ha registrado una baja presencia del virus en la Península de Yucatán, ya se sabe de 23 fallecidos a causa del brote de la influenza AH1N1, y están a punto de rebasar el total de decesos que se presentaron con la epidemia del año 2009, en la que murieron 24 personas.

De acuerdo con Pablo Kuri, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, el comportamiento de los casos de esta enfermedad respiratoria en Yucatán, es similar al observado en el hemisferio sur del continente americano y aprovechó para asegurar que en las última semanas se ha detectado una baja presencia del virus.

Hasta ahora, el 90 por ciento de las muertes han sido a causa del tipo AH1N1, virus que ha provocado más de ocho mil muertes en 28 países del continente americano.